9 ene. 2011

Cultura y calidad musical.

Este viernes, como todos, me reservé la sección EP3 de El País para leerla de primera en mi casa. En  ella habla de la actualidad social y cultural de España, pero también toca temas internacionales. 
Cuando llegué a la última página, aún no había leído nada sobre el asunto de portada: ''APUESTAS 2011'' [John Talabot (click!)]. Pues bien, había una entrevista (click!) con él, bastante breve pero creo que deja su opinión muy clara. A pesar de no haberlo escuchado antes, y practicamente, no saber que existía, descubrí que opino igual que él y que, supongo, muchas más españoles. La parte más importante para mí la encontráis al final de mi entrada, y también os dejo un enlace con la entrevista completa.
Estos últimos años han aparecido en la escena musical artistas maravillosos, de gran calidad y que, si tuviesen un poco más de publicidad, llegarían al gran público sin problemas. Por ejemplo, los que él nombra, El Guincho (click!) o Delorean (click!). Sé que ha ocurrido siempre, pero no tengo la cultura musical suficiente como para ejemplificar los 90's u 80's.
Sin embargo, a pesar de la calidad que estos grupos puedan tener, si escuchamos Los 40 o la MTV, no los vamos a encontrar. Eso sí, Miley Cyrus sin dudar. Porque tiene una discográfica que la situa en el ojo del huracán y, parece ser, la calidad no es importante, (o si no, escuchad un directo suyo o de Rihanna, Katy Perry, Justin Bieber...).
Algunos no tienen patrocinadores ni una discográfica de ingresos millonarios por decisión propia (son independientes); pero muchos otros intentan que su trabajo se dé a conocer, tener una oportunidad, y no pueden. Se quedan recluídos en el ámbito nacional y conocidos por unos pocos que los buscan por Internet o los escuchan en alguna cadena que esté minimamente interesada en su producto (Sol Música es un buen ejemplo). 
No lo voy a negar, a veces, al tener la oportunidad de colaborar con una multinacional, pierde todo ese encanto que antes era su sello y hacen música para gustar a los demás, no a ellos mismos. Se puede ver muy claramente con Muse, que terminó participando en la B.S.O. de la saga de Crepúsculo y creando las canciones más ñoñas que te puedes encontrar... 
Pero bueno, no me desvío del tema que me interesa. Realmente, si tú escuchas música, si es un hobby tuyo, ¿no te importa la calidad de lo que estás pagando o escuchando, por gratis que sea? Es decir, es abismal la diferencia entre un grupo como Love of Lesbian y otro como Fondo Flamenco, tanto en los arreglos, como en la letra, el cuidado con el que se hace cada canción. No me importa el estilo, hablo de calidad... ¿Por qué grupos que escriben letras de 2º de Primaria (si las escriben), que son malos en directo, ect., tienen oportunidades que otros, a pesar de la calidad, no? 
No sé vosotros, cuando yo escucho algo, quiero escuchar algo real. Algo que han compuesto porque lo sientes, que los instrumentos me emocionen, la voz... No que se base en mil grabaciones para que la voz parezca decente, con amagos de electrónica, que no innove, que siga vendiendo lo mismo de toda la vida por miedo a arriesgar y perder público y dinero. A ver, está bien bailarlo tal vez un rato si no estás buscando calidad sino diversión, pero, pagar por entradas a un concierto de este tipo y no primar la calidad...
Sé que el negocio no es justo, nunca lo ha sido, pero es nuestra cultura también la influída, ¿no creeis?
Espero que esto haga reflexionar un poco, aunque seguro que vosotros le habéis dado vueltas alguna vez.
¡Un beso!
EP3. ¿Sientes ya cierta presión por contentar?
J. T. Es inevitable pensar en qué se espera de ti. Sobre todo cuando te acaban de decir que eres la apuesta de 2011. Piensas: "¡Mierda! Qué faena... Igual el disco no le gusta a nadie y la apuesta de 2011 se va a pique".
EP3. ¿Te sientes bendecido por Pitchfork? ¿Eso da pedigrí o ya resulta molesto?
J. T. Solo sé que si no lo aprueban fuera, aquí no se entera ni Cristo. Aquí un tipo como Joy Orbison, de los que más se habla en la prensa indie, da una sesión y acuden 50 personas. Y a los que les moleste Pitchfork y sus bandas, nada, que saquen las suyas. Solo hay que pasarse un rato buceando en MySpace o Soundcloud. Lo puede hacer cualquiera, pero en España no lo hace nadie.
EP3. ¿Esto podría cambiar en un país donde en una gala se elige disco del año a Sergio Dalma?
J. T. Si pusieran Delorean o El Guincho en la radio nacional y dejaran que la gente los conociera, tal vez las cosas serían distintas. Pero las multis tienen a sus tíos de 50 años buscando mierda que les pueda funcionar, como El Canto del Loco.
EP3. ¿Se sigue anteponiendo la experiencia al talento?
J. T. En Inglaterra, los A&R tienen 20 años. Aquí, vas a una multi y te dicen: "Este tipo es muy bueno, es el mismo que fichó a Mecano". Vale, perfecto, está muy en la onda. Cuando me he levantado hoy, he puesto la MTV y daban un concierto de una banda de mierda haciendo otra vez esa canción que he escuchado toda la vida. Entiendo que exista eso, pero no que todo sea eso. Falta voluntad por renovarse.

No hay comentarios: